Sierra del Rincón

La Sierra del Rincón es un sistema montañoso español en la comarca de la Sierra Norte en el extremo nororiental de la Comunidad de Madrid. Se extiende por los municipios de: La Hiruela, Horcajuelo de la Sierra, Montejo de la Sierra, Prádena del Rincón y Puebla de la Sierra.

Fue declarada Reserva de la Biosfera en junio del 2005 por la UNESCO.

La Sierra del Rincón en su ubicación entre los relieves de las sierras de Guadarrama y Ayllón, tiene su reflejo en la singularidad de este territorio y en su naturaleza, con unos ecosistemas excepcionales, por su la elevada diversidad de hábitats: pinares, robledales, encinares, hayedos, pastizales, piornales y matorrales.

Mantiene unas temperaturas medias anuales entre los 9º y 12º C, aunque su morfología accidentada provoca algunas diferencias de tipo local, pero todas ellas en concordancia con el clima de montaña. Las nevadas son regulares en otoño e invierno. La media de las precipitaciones anuales se acerca a los 700 mm, con una distribución bastante homogénea a lo largo de todo el año, excepto en los meses estivales.

La Sierra del Rincón contiene más de 1.000 especies de animales y plantas. Se han inventariado más de 690 especies de flora vascular, aproximadamente 140 de flora no vascular y casi 200 de fauna vertebrada, de las cuales 140 son raras, animales endémicos o que aparecen en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas.

Montejo de la Sierra

El término municipal de Montejo de la Sierra se localiza al norte de la provincia de Madrid, lindando con la de Guadalajara, cerca de las montañas de Somosierra y dentro de la Cordillera Central. Su superficie es de 31,37 kilómetros cuadrados. El núcleo urbano se encuentra a una altitud de 1.148 m. pero se sobrepasan los 2.000 m. en la zona norte del municipio.

El territorio es muy montañoso, con vegetación compuesta por extensas praderas y bosques caducifolios y de coníferas. Además de poseer amplias zonas de robles y rebollos como el resto de la comarca, destaca un bosque de hayas de gran interés, el llamado Hayedo de Montejo, asociado también a robles y acebos. El río Jarama nace en el término de Montejo y discurre en su límite noroeste. El arroyo de la Mata divide el territorio en dos, de Norte a Sur, y, después de pasar cerca del núcleo urbano de Montejo, se une al río Lozoya, ya fuera del término.

El pueblo se localiza a los pies de la Majada de la Peña y sobre el río de La Mata. No hay en el término más entidades de población, aunque se cree que existió una aneja a la Ermita de Nazaret que debió de desaparecer antes del siglo XV. La Cañada Real, que provenía de Tamajón, cruzaba por Montejo entre la Ermita de Nazaret y la Dehesa de Prádena.

El origen del nombre de Montejo proviene del hecho de encontrarse en zona montañosa. Con anterioridad se denominó Montejo del Rincón, parece ser que debido al nombre de un monte cercano.

Hayedo de Montejo

El hayedo de Montejo es un bosque de hayas de 250 hectáreas. Fue declarado Sitio Natural de Interés Nacional en 1974, siendo uno de los hayedos más meridionales de Europa. El microclima existente en la zona debido a la captación de humedad proveniente de las masas de aire que no chocan contra la Sierra, y el hecho de que la ladera de la colina permanezca en la sombra, han hecho posible que se conserve el hayedo, procedente de Centroeuropa, existente en Montejo desde épocas postglaciales. El hayedo representa los restos de la vegetación caducifolia centroeuropea en España. Es uno de los más estudiados de la Península Ibérica.

Entre sus hayas enormes de más de 20 metros de altura, también se pueden encontrar robles, cerezos silvestres, avellanos, abedules, rebollos, acebos, brezos y serbales, aunque en mucha menor proporción. Algunas hayas tienen hasta nombres propios (la Primera, la del Trono, la del Ancla…); la de la Roca es la más admirada por tener más de 250 años.

La fauna existente no es la característica de un hayedo, debido a su pequeño tamaño; podemos encontrar especies como el corzo, el jabalí, el tejón, la nutria, la garduña, el gato montés, la perdiz, el azor, el águila calzada, el cárabo común, el picapinos, el pico menor, el mirlo acuático y aves paseriformes.

El acceso al hayedo no es libre; es necesario adquirir un pase, que puede obtenerse gratuitamente en la oficina que la Comunidad de Madrid tiene en Montejo de la Sierra. La única forma de visitar el hayedo de Montejo es a través de las visitas guiadas que gestiona el centro de recursos de la Sierra del Rincón. Consulta nuestra página de rutas para saber cómo reservar la visita a través de El Cermeño – Casa Julia.

Pin It on Pinterest